Silvana Ramírez, una vecina del barrio Pueblo Nuevo, encontró un feto en el patio de su casa, ubicada en la calle Víctor Tula entre Estaban Adaro y Martín del Loyola.

Cuando la mujer salió al patio, se encontró con el perro de su vecino que estaba con un feto. “Me acerqué y no lo podía creer. Le avisé a mi vecino y le pregunté si él le había dado algo de comer a su perra. Me dijo que no y le conté que tenía un feto en el fondo del patio. Corrió a su perra y me pidió el teléfono para llamar a la policía”, explicó Ramírez.

Hasta el momento, la policía no puede dar detalles de lo sucedido ya que se trataría de una menor de edad. Por su parte, Ramírez dijo que se trataba de una menor de 17 años. “Se ve que ella lo tiró a mi patio con la intención de que la perra lo comiera, porque dijo que no lo podía tener. Era un embarazo no deseado. La madre de la chica se enojó porque le avisamos a la policía.”

En el lugar se presentó Sempro, la Comisaría Segunda, Criminalística, personal de Judicial y la Comisaría del Menor.