Fue organizado por el Porsche Classic Club Chile y contó con una numerosa participación de deportivos, lo que habla de la importante presencia de estas “reliquias rodantes” en el país.

Este viernes arribaron alrededor de 26 automóviles de la prestigiosa marca oriunda de Stuttgart (Alemania) para participar del encuentro que se llevó a cabo en el Hotel Potrero de los Funes.

El fanatismo por los autos clásicos es una tendencia que va en alza en todo el mundo y también se suscita en San Luis. Este año eligieron la provincia para su cita anual que fue sorpresa para todos los que allí se hospedaban, generando un interés por rescatar la historia de sus automóviles.

Leo Boulin, un participante oriundo de la ciudad de Mendoza, explicó que “esto es un Club Porsche de Chile que habitualmente realiza dos viajes cortos al año en Argentina. Los miembros de este club son fanáticos de la marca y siempre elegían Mendoza para los encuentros, pero en esta oportunidad tenían intención de conocer San Luis, y especialmente Potrero de los Funes”.

Boulin destacó que los miembros se caracterizan por ser aventureros, que viajan en autos modernos, disfrutando de los lugares típicos de la Argentina. El grupo está conformado por clientes fanáticos de la marca, que se reúnen para cruzar Los Andes en una aventura con este tipo de autos.

Por último, Boulin dijo: “Los modelos de Porsche son variados, Si bien no es habitual encontrar un 911, en esta oportunidad hay un GT3RS, que es un auto 911 concebido para pista homologado para el tránsito. Obviamente, hay autos último modelo y versiones especiales, que tienen el apoyo de la marca”.

Fueron alrededor de 26 las unidades clásicas de la deportiva firma germana las que llegaron a Potrero de los Funes, las que posteriormente enfilaron en caravana rumbo a El Trapiche y La Florida, pasando por Estancia Grande, lugar que fue elegido para almorzar.

En noviembre se realizará un nuevo viaje que comenzará por la Patagonia y finalizará en la capital chilena, en un trayecto que durará más de 8 días.