A diario la división de Tránsito de la Policía lleva adelante operativos en San Luis que dan cuenta que los mayores infractores son jóvenes de entre 20 y 30 años. Hay cerca de 400 motocicletas detenidas.

La Crio Natalia Pereyra de la división Tránsito explicó que controlan la documentación del motociclista como la licencia de conducir, tarjeta verde y seguro del vehículo, así también el uso de casco.

En caso de no cumplir con lo establecido se conduce al infractor hasta una división policial a efectos de retener su vehículo o labrar la infracción correspondiente.

Pereyra comentó que a pesar de los reiterados avisos aún siguen circulando personas con la documentación incompleta, “la falta de transferencia, seguro y casco, son las más frecuentes.

También expuso que un mínimo de personas vuelve en busca del vehículo rápidamente, ya que antes deben juntar toda la documentación, presentarse ante el Juzgado de Faltas y pagar la multa para que un juez emita un oficio y puedan retirar su moto.

Pereyra informó que los jóvenes entre 20 y 30 años son los mayores infractores y que “actualmente habrá 300 o 400 motos secuestradas”.