“Estoy muy avergonzado, les fallé a todos”, admitió el futbolista, quien anoche chocó con su auto mientras manejaba alcoholizado. “Puse en riesgo la vida de mi mujer y de mucha gente”, reconoció.

El delantero chileno Arturo Vidal, quien anoche sufrió un accidente automovilístico cuando conducía alcoholizado en el sur de Santiago, asumió su responsabilidad en el hecho, se mostró “avergonzado” y ofreció disculpas.

“Me cuesta hablar, estoy muy avergonzado por lo que pasó. Lo único que me queda es pedir disculpas a todos, a mi familia, a mis compañeros, al cuerpo técnico, a los dirigentes, a todos, y demostrar en la cancha que esta posibilidad que se me está dando es por algo”, sostuvo, entre lágrimas, el delantero de Juventus en una breve comparecencia ante la prensa en el predio Juan Pinto Durán, donde se concentra el plantel chileno, en la que no admitió preguntas.

“Ayer fui al casino, tomé dos tragos, tuve un accidente y puse en riesgo la vida de mi mujer y de mucha gente. Estoy muy arrepentido por eso”, reconoció el jugador. “Les fallé a todos y ahora voy a dar lo máximo para que salgamos campeones”, afirmó.

El martes a la noche, Vidal, chocó, a bordo de su Ferrari 458 Italia, con un Chevrolet Sonic en el kilómetro 25 de la Ruta 5, en el acceso sur a Santiago. El futbolista fue trasladado al Hospital de Buin, donde fue sometido a un control de alcoholemia que dio positivo, con un registro de 1.2 de alcohol en sangre

Vidal pasó la noche detenido en la Comisaría 15° de Buin y esta mañana fue trasladado al juzgado de garantías de San Bernardo, que tras su declaración decidió liberarlo, le retuvo la licencia de conducir y fijó un plazo de 120 días para la investigación del accidente.