Foto: web.

En la madrugada de este viernes murió un bebé en el Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná. Había llegado derivado desde Gualeguaychú y, luego de una reanimación, pudieron entubarlo. Sin embargo, el esfuerzo no alcanzó y el pequeño murió horas después.

En el análisis de la orina del bebé se detectó la presencia de cocaína, al igual que en pruebas realizadas a sus padres, de 35 y 36 años. Se sospecha que la sustancia llegó a la criatura a través de la leche de su madre.

La fiscalía de la ciudad entrerriana ya dictó una orden de restricción para los responsables del bebé, aunque podría pedir su detención cuando se dé a conocer el estudio forense definitivo.