El Gobierno de la provincia, a través del ministro de Salud, Roberto Schwartz, entregó al Hospital “María J. Becker” un ecógrafo doppler color portátil. El equipo, que ya fue puesto en funcionamiento, permite ser transportado y realizar diagnóstico fuera del establecimiento en caso de ser necesario. En la oportunidad, el titular de la cartera sanitaria realizó un recorrido por las instalaciones del nosocomio.

El equipo, marca Terason modelo T3000ar, permite ser transportado con facilidad a todos los servicios y, en caso de ser necesario, hacer diagnósticos fuera del establecimiento. Fue adquirido con tres transductores -lineal, convexo y endocavitario- que permiten realizar estudios cardiológicos, vasculares, ginecológicos, obstétricos, abdominales, periféricos y de partes blandas. También cuenta con una impresora para realizar los registros correspondientes.

El equipo permite ser transportado con facilidad a todos los servicios y, en caso de ser necesario, hacer diagnósticos fuera del establecimiento.El equipo permite ser transportado con facilidad a todos los servicios y, en caso de ser necesario, hacer diagnósticos fuera del establecimiento.

Durante la entrega, Schwartz recordó al doctor Ramón Carrillo: “Sólo sirven las conquistas en salud si estas son accesibles al pueblo”, dijo.

Por otra parte, reiteró su compromiso de trabajar en beneficio de la salud pública de San Luis: “Continuamos brindando mayor complejidad a los centros de salud y hospitales de referencia de toda la provincia”.