Foto: Minuto 1.

La familia de la nena de 12 años que el año pasado falleció en lista de espera impulsa una nueva norma para evitar más muertes.

La norma vigente (Ley 24.193) asegura que “todos los mayores de 18 años son donantes presuntos”. Esto significa que en la instancia final es la familia del fallecido quien decide si se concreta o no la ablación, lo que provoca que muchos órganos finalmente no sean donados y quienes están en lista de espera no los reciban. La iniciativa viene a modificar esta norma, de manera que toda persona mayor de 18 años sea considerado como donante de órganos y, en el caso contrario, que quede explícitamente establecida la voluntad de no serlo.

En este marco, la familia de Justina junto al senador Juan Carlos Marino presentaron en el Congreso de la Nación una nueva norma que ya ingresó al Senado.

 

Fuente: Minuto 1.