«No soy fan del VAR, era muy escéptico y puedo decir que no me gusta el resultado». El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, fue contundente en sus críticas al uso del videoarbitraje.

El titular de la asociación del fútbol europeo no dudó en tildar al sistema como «un desastre».

En una entrevista al Mirror, Ceferin sostuvo: «No creo que la tolerancia o uno o dos centímetros para fuera de juego, por ejemplo, sea suficiente».

«Que un fuera de juego no puede ser por tener la nariz larga, es decir, que habrá que discutir una tolerancia de 10-20 centímetros», propuso el dirigente.

Además, el presidente de la UEFA adelantó que «propondremos un cambio a la International Football Association Board» (IFAB, el órgano encargado de definir las reglas del fútbol a nivel mundial).

En ese sentido, Ceferin remarcó que «no tenemos muchas intervenciones (del VAR) en las competiciones de la UEFA» y, según el dirigente, se debe a que «nuestro jefe de árbitros, Roberto Rosetti, le dijo al VAR: ´debe ser un error claro y obvio´».

Si bien el dirigente reconoció que «hoy en día es una presión diferente», también consideró que «si sos el árbitro en la cancha, aunque haya 70.000 u 80.000 personas gritando, sos vos quien debe decidir, no una persona escondida en algún lugar de Londres, Berlín u otro lugar».

Para finalizar, Ceferin recalcó: «No soy fan del VAR. Era muy escéptico y puedo decir que no me gusta el resultado». Aunque lamentó que «desafortunadamente, ya no hay vuelta atrás».