Belal Elsayied celebró con un desafiante gesto luego de anotar el segundo gol contra Argentina en Tecnópolis. Hubo momentos de tensión y afortunadamente no pasó a mayores.

Argentina y Egipto empataron 2-2 en el debut del torneo de futsal de Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018.

El partido lo iniciaron ganando los africanos 2-0, pero los chicos del equipo nacional consiguieron llegar al empate agónicamente a través de los goles de Alan de Candia y Joaquín Hernández.

Más allá de las diferentes acciones de juego, la situación que más trascendió del encuentro fue el festejo del egipcio Belal Elsayied. El jugador festejó su tanto llevándose la mano al oído mientras corría por delante de la cabecera, de cara a la hinchada argentina, que inmediatamente le devolvió una silbatina unánime y una catarata de insultos.

Algunos jugadores argentinos le recriminaron la actitud a su rival y, una vez finalizado el encuentro, se dieron algunos cruces verbales entre los protagonista. Pero afortunadamente, todo quedó ahí y el hecho no pasó a mayores.