La víctima tenía 21 años. El delincuente se quiso meter por la ventana de su cuarto de madrugada y se encontró con el chico, que estaba preparando un examen, y quiso impedir el robo. Murió tras agonizar por tres días.

 

Mariano León tenía 21 años y estaba preparando un examen. Los tiempos eran cortos, así que se quedó despierto hasta la madrugada en su habitación cuando, de pronto, la ventana se abrió y entró un delincuente armado. Enseguida, el chico quiso impedir el robo y comenzó a pelear con el ladrón. Su mamá escuchó los gritos, corrió al cuarto de su hijo y lo ayudó a resistir el asalto. Pero el arma se disparó y Mariano quedó gravemente herido. Murió esta madrugada tras agonizar por tres días.

 

Este trágico hecho sucedió en un departamento del primer piso de un edificio ubicado en Crovara y La Quila, de Ciudad Evita, el jueves a las 5 de la madrugada cuando un hombre ingresó por la ventaba de la habitación de Mariano mientras él estudiaba porque hoy a la mañana tenía que rendir un examen.
Un jefe policial le explicó a la agencia Télam que “cuando el chico vio entrar al delincuente le dijo: ‘¿Qué estás haciendo?’ Y se trenzó en una pelea”.
La mamá de Mariano escuchó los gritos desde su habitación, se levantó de su cama y fue corriendo al cuarto de su hijo. Al ver la escena, también se sumó a la pelea, pero en ese momento el delincuente disparó un tiro que impactó en el hombro izquierdo del chico.
Ante esa situación, el delincuente escapó del lugar sin robar nada, mientras que el joven herido fue auxiliado por su madre y trasladado a un centro asistencial. Lo operaron de inmediato pero el balazo, que ingresó de arriba hacia abajo por el hombro izquierdo, le afectó distintos órganos, por lo que su estado era delicado.
Finalmente, Mariano murió esta madrugada como consecuencia de las lesiones que le produjo el disparo.
El hecho es investigado por personal de la comisaría de Ciudad Evita y por un fiscal del Departamento Judicial de La Matanza.