Uno recibe lo que da, habrá concluido un infortunado motociclista de San Diego, California, que pateó a un auto y terminó tirado al costado de la calle. El ataque ocurrió por motivos que no se conocen, pero un conductor vio movimientos sospechosos y decidió grabar con su celular, de modo que la escena quedó registrada y se viralizó.

El hecho ocurrió frente a un semáforo en San Diego, cuando el motociclista le pegó una patada al espejo de un MINI Cooper que estaba frenado, pero el golpe que pegó le hizo perder el equilibrio, rebotó hacia el borde de la calle y cayó al lado de una palmera.