Foto: web

El sábado una mujer de 52 años murió en su casa de Illinois, en Estados Unidos, luego de ser atacada salvajemente por su perro de raza bulldog francés.

Lisa Urso tenía que encontrarse con sus compañeros de trabajo pero al no llegar, el grupo se preocupó y dio aviso a la policía. Cuando los oficiales se acercaron a la casa de la víctima, la encontraron muerta con múltiples mutilaciones.

La autopsia confirmó que Urso murió por las heridas que le causó una de sus mascotas, que había rescatado y, según revelaron, estaba entrenado para pelear. Los investigadores contaron que el ataque comenzó dentro de la casa, pero que la mujer logró llegar a la parte trasera mientras escapaba, donde la encontró la policía.