¿Estafaron a Cacho Castaña mientras estuvo internado?

0
19

Andrea Sblano, ex mujer del cantante, asegura que la actual novia de él falsificó la firma del músico para cobrar cheques. Y apuntó contra su entorno. ¡MIRÁ EL VIDEO!

Cacho Castaña logró superar el crítico estado de salud que lo tuvo a maltraer durante meses, y el 11 de junio pudo festejar un nuevo cumpleaños, el número 73. Pero durante su convalecencia estalló un escándalo en su entorno: en un informe que mostró Intrusos(América, a las 13), su ex mujer Andrea Sblano acusa por estafa aMarina Rosenthal, actual novia del cantante.

Todo ocurrió en el mes de enero, mientras Cacho estaba internado, peleando por su vida. En ese período, se libraron cinco cheques supuestamente firmados por él por un monto de alrededor de $190.000. Pero, según Sblano, en ese momento el cantante no estaba en condiciones de firmar cheques o tomar decisiones financieras.

Sblano y Castaña se casaron en 2006 y se separaron seis años más tarde. Pero nunca se divorciaron ni hicieron una división de bienes. Es más: comparten cuentas bancarias y Sblano se ocupa de cuestiones económicas y administrativas de su ex pareja. Ahora denuncia que durante la internación de Cacho, allegados a Rosenthal le solicitaron que extrajera cien mil pesos de las cuentas del cantante para cubrir gastos. Y que, ante su negativa, le impidieron seguir visitando a su marido en la clínica en la que estaba internado.

Leé también: “Cacho Castaña: ‘No creía en los milagros, ahora sí'”.

Después detectó la maniobra de los cheques. Entre el 30 de diciembre y el 21 de enero Marina Rosenthal y su entorno cobraron casi 70 mil pesos con cuatro cheques en los que,según ella, la firma de Castaña fue falsificada. Por eso, denunció penalmente a Rosenthal y otras seis personas. Hubo un quinto cheque por $120 mil que fue rechazado.

Pero Rosenthal realizó una contraacusación. Como Sblano retiró el dinero de la cuenta compartida con Cacho y lo pasó a una cuenta propia para evitar que siguieran cobrándose cheques, Rosenthal la acusa de haberse apropiado de dinero que no le corresponde. ¿Quién tendrá razón? La Justicia tiene la palabra.