La explosión de un artefacto casero en el Cementerio de la Recoleta generó un incendio y le provocó graves heridas a una mujer, que sería una de las dos personas que trasladaban el artefacto. Ahora se encuentra internada con quemaduras y con riesgo de vida en el Hospital Fernández. Es una de las detenidas y se llama Anahí Esperanza Salcedo. El otro es su pareja, Hugo Alberto Rodriguez, de 38 años.

La explosión ocurrió en la tumba del coronel Ramón Falcón, que fue jefe de la Policía de la Capital (más adelante Federal) a principios del siglo XX y que murió el 14 de noviembre de 1909, justamente cuando salía del Cementerio de Recoleta. Al lugar asistieron la Policía de la Ciudad, los Bomberos y el SAME, que se encontraron con pintadas anarquistas. Según la policía, en el cementerio se encontraron cinco caños con explosivos como el que estalló en la mano de la mujer herida.