La suba reciente de los combustibles líquidos y el alza del 15% programado para antes de fin de año impulsará la decisión de los automovilistas de reconvertir sus vehículos a Gas Natural Comprimido (GNC) por la diferencia de precio, estiman analistas.

«El 5 por ciento de actualización del precio de en el surtidor puso finalmente al GNC en un escalón mucho más competitivo respecto de la nafta súper», explicó Luis Navas, representante de la Asociación Estaciones de Servicio.

El especialista estimó que esto se potenciará en las próximas semanas debido a que los combustibles líquidos aún tienen un aumento de hasta el 15,5% para lo que resta de noviembre y diciembre.

«Por el desfasaje entre el precio publicado y la decisión tomada en cuanto a la cantidad de días, el precio del GNC mantiene los parámetros actuales sin modificación alguna», dijo Navas al sitio especializado «Surtidores».