La Municipalidad los contrató para saber si se puede construir la playa subterránea para autos y motos. Geólogos de San Luis y San Juan trabajaron el fin de semana.

El mito tantas veces difundido acerca de la existencia de túneles debajo de la plaza Independencia, que conectarían al Viejo Templo Santo Domingo con el Palacio de Justicia, está a punto de revelarse. Durante el fin de semana un equipo conformado por ocho especialistas de las universidades nacionales de San Luis y San Juan, entre geofísicos, geólogos y un arqueólogo, tomaron muestras del suelo para confirmar la existencia o no de estos pasadizos que algunas organizaciones de ambientalistas e historiadores insisten en confirmar. Para dilucidar este misterio, la Municipalidad de San Luis contrató al Servicio Geológico de la UNSL y así despejar las dudas que se plantearon cuando el Municipio anunció la construcción de una playa de estacionamiento subterránea en esa manzana.