Jonathan Mazzola al inicio del segundo tiempo marcó el único gol del partido, jugado sin atractivos y con algunos incidentes en el entretiempo por entredichos entre los jugadores locales y visitantes.

Los puntanos pasaron a tener 52 puntos y llegaron a la undécima posición, mientras que Boca Unidos, tras su novena derrota como local en el torneo, se queda con 40 unidades en el escalón 21 de la tabla.

Estudiantes se valió de un grosero error del arquero local, Juan Marcelo Ojeda, quien en un centro llovido al primer palo quiso despejar con los puños pero el balón rebotó en el travesaño y dejó la pelota servida en la frente de Mazzola, quien no desperdició la oportunidad.

A pesar de un primer tiempo en el que el juego asociado de las líneas del medio y el ataque promovieron expectativas en el local, las imprecisiones para definir frente al arco visitante y los desbalances en la actitud defensiva, dejaron a Boca Unidos con un rendimiento bajo, equivalente a la campaña que viene desarrollando.

Por su parte, los dirigidos por Omar “Turco” Asad no brindaron demasiadas alternativas para el juego y solamente administraron el balón durante la posesión con una sobresaliente actuación del arquero, Facundo Lupardo, quien impidió en al menos dos ocasiones que Boca Unidos pueda marcar.

De cara al próximo sábado, Boca Unidos visitará a Douglas Haig, en Pergamino; mientras que Estudiantes de San Luis será local frente a Independiente Rivadavia de Mendoza.