Grecia, Suecia y Letonia son tres de los países más afectados por las altas temperaturas que se registran en el Viejo Continente. Sequía, incendios y refugio en conventos.

Europa vive una intensa ola de calor con las temperaturas más altas de los últimos 260 años que afecta principalmente a Grecia, Suecia y Letonia. En los tres países, la sequía provocó intensos incendios forestales que dejaron una gran cantidad de muertos y evacuados.