Foto: web.

Ocurrió en Filadelfia, Estados Unidos. Un avión de pasajeros aterrizó de emergencia luego de que uno de los motores del Boeing 737 de Southwest Airlines explotara a 9000 metros de altura.  El vuelo se estaba programado de Nueva York a Dallas y llevaba 149 pasajeros. El incidente dejó un muerto y siete heridos.

Después de que el motor estallara y de que esquirlas rompieran una ventanilla, el avión tuvo que aterrizar de emergencia. El presidente de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés), Robert Sumwalt, dijo que una persona murió, y que se trata de la primera víctima fatal en un aerolínea estadounidense desde 2009. La víctima no fue identificada.

Otras siete personas fueron tratadas por distintas heridas, dijo el jefe de bomberos de Filadelfia, Adam Thiel.