Foto: El Diario de la República

El panorama no era favorable, ya que a pesar de que lo tenían controlado en casi un 80% las altas temperaturas, acompañadas de pronóstico de viento, complicarían más el trabajo de los bomberos que trabajan en zonas de difícil acceso.

“En este momento estamos priorizando el desgaste de los bomberos y resguardando las zonas donde hay viviendas. El fuego está muy metido entre los cerros y se hace muy difícil llegar”, informó el jefe de San Luis Solidario, Ignacio Muñoz, que agregó que hoy se realizó recambio de personal y actualmente se encuentran en el lugar bomberos de la Policía de San Luis y Bomberos Voluntarios de la ciudad de San Luis. Durante la noche trabajaron los voluntarios de El Trapiche.

El fuego comenzó el domingo a las 14 en el paraje El Durazno, ubicado entre las localidades de San Martín y Las Chacras. Cerca de las 16 había alcanzado expandirse, sin embargo cerca de las 4 de la madrugada, una dotación de bomberos de varios cuarteles logró controlarlo y reducirlo, a las 8 de la mañana de este lunes volvió a tomar fuerza.