Mark Zuckerberg. Foto: web.

Según los cálculos, el escándalo de Facebook con la consultora de comunicación política Cambridge Analytica afectó los datos de 87 millones de usuarios de la red social. Pero además de este dato que ha alarmado a la comunidad virtual, salió a la luz otra revelación: parte de la información personal de sus 2000 millones de cuentas podrían haber quedado expuestas a atacantes informáticos.

La respuesta de la compañía de Mark Zuckerberg fue elaborar una serie de cambios en cuanto al acceso a la plataforma y los datos personales de sus miembros. Por ejemplo, se deshabilitó la modalidad de localizar a un contacto mediante un número de teléfono o cuenta de correo electrónico.

El empresario comparecerá el próximo 11 de abril ante el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes de EE.UU. para ofrecer testimonio sobre el uso que hace la compañía y la protección que presta a los datos de sus usuarios.