Carla Pereira falleció este miércoles cerca de las 22:30, en terapia intensiva del Hospital San Luis, estaba en coma inducido y su cerebro no funcionaba. Los médicos les habían comunicado a los familiares que sólo podía salvarla un milagro. Estaba en este estado producto de una golpiza brutal que le dio su novio de 17 años  que practica Kick Boxing, el domingo en la madrugada. Este miércoles en la mañana había sido operada de un coágulo pero ya era demasiado tarde.

Después de la agresión, la joven fue trasladada al Hospital de La Toma, donde la examinaron y le hicieron una radiografía. Allí “debe haber estado entre las 24 y la dos de la madrugada. Después se fue a la comisaría, a hacer la denuncia.

Durante la mañana estaba lucida, le contó todo el calvario que vivió a su hermana y hasta se hizo un té.  Al mediodía Carla publicó las fotos de los moretones en Facebook y cerca de las 15 comenzó a tener problemas.

“No coordinaba para caminar y hablaba incoherencias. Mi mamá, que estaba en el trabajo, la llamó. Después salió a buscarla con una amiga. Y mi hermana, junto a una chica que la acompañaba, salió a la calle, intentando parar un auto, para ir al hospital. De ahí la trasladaron al Hospital San Luis. Tal vez si la hubiesen traído (antes, para hacer otros exámenes) se habrían dado cuenta” de la gravedad de las lesiones internas, consideró Carolina.

El agresor está alojado en la Comisaria del Menor, a disposición de la jueza de Familia y Menores Viviana Oste.