Un turista de Mendoza murió ahogado en la tarde de Navidad. Diego Ortubia, de 45 años estaba junto a su familia en un camping de San Francisco y falleció minutos después de ingresar a una pileta, después del almuerzo.

Su cuerpo fue encontrado flotando en una pileta de riego por  sus familiares, quienes lo retiran del agua.

La pileta tiene entre 2 y 3 metros de profundidad y está ubicada en un camping municipal emplazado en la Quebrada de López situada a unos 6 km del centro urbanizado de San Francisco del Monte de Oro.

La jueza del Crimen, Virginia Palacios, informó que el cuerpo del hombre era trasladado a la morgue de San Luis, donde le realizarán la autopsia.

Fuente: El Diario de la República