La concejal Claudia Rocha ha mantenido reuniones semanales con alumnos de escuelas secundarias de la ciudad con el objetivo de solucionar el problema de las fiestas de promoción que son continuamente clausuradas por la municipalidad por no poseer la condiciones correspondientes.

Al respecto la concejal expresó “La necesidad que ellos nos plantean es que son jóvenes, que están en su último año, que prácticamente algunos son mayores de edad y que quieren realizar sus fiestas de promoción”. Y continuó “Al mismo tiempo lo que nosotros hemos planteado es que hay reglas que no pueden ser violadas (…) una de ellas es la no ingesta de bebidas alcohólicas”.

Aunque todavía no se ha establecido un reglamento claro, ni tampoco el lugar donde se realizarían las fiestas, se buscaría que no se consuma alcohol, presencia de padres en los eventos y de la policía provincial y un predio con las condiciones apropiadas.
Respecto al alcohol en las fiestas, Rocha afirmó que los adolescentes se han comprometido a no consumirlo: “Tuvieron un compromiso muy fuerte (…) nosotros en esto venimos trabajando hace un año con los chicos”.
También se refirió a las clausuras que han llevado a cabo este año de las fiestas privadas: “Este es un tema que no es fácil, lo estamos conversando pero tampoco es bueno que los fines de semana, 1000 1500 chicos empiecen una fiesta a las 12 de la noche o a la una de la mañana y a las 3 de la mañana queden a la calle a la deriva con sus fiestas suspendidas (…) ahí surge el problema de la violencia, del alcohol”
Por último afirmó “Hemos empezado a transitar este camino, a responsabilizarnos de lo que está pasando y a ver qué soluciones podemos brindar para que le demos contención a los chicos para que puedan realizar sus fiestas de promoción”.