Un hombre de la provincia de Bilirán, en Filipinas, soñó que talaba un árbol, pero al despertar se encontró con el cuerpo mutilado de su sobrino, a quien había atacado con una motosierra estando dormido.

La víctima fue identificada como Eduardo Rosquitos, de 30 años, un obrero de la construcción que se había juntado a las 8 de la mañana del domingo a consumir alcohol con su tío y sus compañeros de gremio en el municipio de Culaba, Bilirán, informó el sitio Manila Bulletin.

Para las 13 del domingo los hombres habían caído en un profundo sueño de borrachera. En ese momento, un testigo llamado Edgardo Cañete se despertó por el sonido de la motosierra del tío de Rosquitos, identificado como Roger Paje, de 48 años.

Cañete le aseguró a la policía que Paje tenía los ojos cerrados cuando cortó la mano y el cuello de su sobrino, que dormía en el suelo de la casa.

Paje se entregó a las autoridades horas después del sanguinario episodio pero aseguró que no recordaba haber atacado a su sobrino. Simplemente soñó que cortaba un cocotero.

Los demás obreros que dormían en la casa se salvaron porque Cañete los despertó y se escaparon por una ventana.