Foto: web

La ciudad de Manaos, en el estado de Amazonas, crea fosas comunes para enterrar a los muertos por la pandemia del coronavirus Covid-19, que generó el colapso del sistema sanitario y funerario en Brasil en medio de las fuertes tensiones entre los gobernadores y el presidente Jair Bolsonaro.

Por eso la Secretaría Municipal de Limpieza Urbana tomó la decisión de cavar fosas comunes porque «la metodología, utilizada en otros países, preserva la identidad de los cuerpos y los lazos familiares, con la distancia entre ataúdes y con la identificación de sepulturas».

Mientras tanto, las autoridades de Manaos indicaron que cada día se entierran cien víctimas del coronavirus Covid-19, mientras que antes de la pandemia el promedio era de treinta. Esta semana, ya habían instalado frigoríficos para contener a los cadáveres a la espera de que haya espacios donde depositarlos.