Es el que ordenó apresar a Leonardo Fariña en una causa paralela a la del empresario K.

El kirchnerismo no logró ayer los votos necesarios para sacarle la subrogancia de otro juzgado vecino al juez federal con competencia electoral de La Plata, Manuel Blanco, para poner allí a un secretario de ese tribunal que sería de la confianza del oficialismo.

La importancia de la votación perdida por el oficialismo radica en que el titular del juzgado 3, hoy vacante y subrogado por Blanco, es quien subroga a su vez en caso de ausencia a este último en el juzgado 1, que es el que tiene la competencia electoral nacional en toda la provincia de Buenos Aires.

Además, en el juzgado 3 está radicada la causa en la que está detenido el “valijero” Leonardo Fariña, por orden de Blanco, acusado y procesado por evasión impositiva agravada. Fariña es quien había dicho en una cámara oculta para el programa de TV Periodismo Para Todos (PPT) que lavó dinero del empresario kirchnerista Lázaro Báez. Aunque luego lo negó ante la Justicia.

Lo cierto es que los dos hechos (lo electoral y Fariña) despertaron las suspicacias de los representantes de los otros sectores en el Consejo de la Magistratura. Y en el plenario de ayer lograron la mayoría para evitar primero la suspensión del tratamiento del tema que propuso el bloque kirchnerista y rechazar luego de plano la subrogancia que había aprobado la semana pasada el oficialismo en comisión.

Fuentes del organismo se sorprendieron por la insistencia del oficialismo la semana pasada en tratar el tema en la reunión de hoy. Es que ayer no estuvo presente el senador por Neuquén Marcelo Fuentes, que integra la comitiva que viajó a los Estados Unidos en apoyo a la postura del país en los juicios de los fondos buitre.

“¿No sabían ellos eso la semana pasada?”, se preguntó ayer una fuente del organismo. Es que el bloque oficialista tiene seis miembros y la esperanza era que el juez Mario Fera los apoyara en la maniobra, como lo había hecho en comisión. Así se conseguiría el ansiado séptimo voto para ganar la pulseada. Pero no estuvo Fuentes. Y sin él, por más que se sumara Fera, no se llegaba a la mayoría necesaria, la mitad más uno de los integrantes del Consejo.

Fera dijo en el plenario que se había comunicado con Blanco y éste le había dicho que no quería dejar la subrogancia del juzgado 3, uno de los requisitos para fundamentar una modificación.

“Lo querían sacar a Blanco sin fundamentos”, expresó otra fuente del organismo.

Una fuente de la Justicia Electoral recordó problemas de salud que tiene Blanco y se preguntó si el kirchnerismo especuló con ello en función del próximo año electoral y la complicada situación del oficialismo en el territorio más poblado de la Argentina, la provincia de Buenos Aires, competencia de Blanco.

El tema incluso motivó el miércoles una advertencia de la Asociación de Magistrados, que manifestó su “profunda preocupación” por la iniciativa kirchnerista y recordó que no se daban las circunstancias para sacarle a Blanco la subrogancia. Es decir, no lo habían pedido él ni la Cámara Federal de La Plata. Fuentes del organismo atribuyeron el fracaso de la maniobra al secretario de Justicia, Julián Alvarez.