Foto: web

Un laboratorio de París halló “pequeños rastros” de coronavirus en cuatro de los 27 puntos de muestra en la red de agua de la ciudad no destinada para consumo humano.

Tras el hallazgo, el ayuntamiento cerró parte de su sistema de agua utilizada para limpiar las calles y regar los jardines públicos. En tanto, aclaró que el agua potable de la capital de Francia es segura para su uso.

Por otra parte, el primer ministro, Édouard Philippe dijo este domingo que Francia empieza a vencer al coronavirus, con un número de ingresos hospitalarios que continúa a la baja, a pesar de que el balance de muertos se acerca a los 20.000.

El director general de Sanidad, Jérôme Salomon, informó de 395 muertes más en 24 horas por la COVID-19, lo que llevó el total a 19.718 decesos. Un total de 12.069 personas murieron en hospitales (+227) y 7.648 (+168) en las residencias médicas para ancianos.

El número de pacientes hospitalizados por el coronavirus se elevaba este domingo a 30.610, con un leve saldo a la baja de 29 personas. De ese total, 5.744 pacientes se encontraban en cuidados intensivos con respiración mecánica, 89 menos que el viernes.