Un policía puertoriqueño vio que un automovilista transitaba por una ruta mientras hablaba por el celular y lo paró para multarlo. Pero cuando se acercó entendió que algo no estaba bien e intercedió. Un segundo conductor observó la escena de ellos juntos y la historia de solidaridad lo conmovió tanto que decidió contarlo en las redes.

“Me percaté que un policía sostenía por un brazo a un caballero al que había detenido por una infracción de tránsito y el que me pareció tenía una emergencia médica. Di la vuelta para ver si podía ayudar en algo y me sorprendió la siguiente escena”, explicó Gustavo A. Laabes González.