El caso afecta a una familia de Santa Rosa del Conlara. Cuando la chica de 15 años contó su drama, una hermana mayor reveló que ella había sufrido un ataque peor.

Si un hombre no se hubiera puesto violento una vez más con sus hijos, otras agresiones suyas, hechas a escondidas y más graves, hubieran seguido a las sombras. Ahora está preso, porque la investigación judicial que iniciaron contra él por agresión develó que habría abusado de dos de sus hijas.
El juez Penal del Departamento Junín, Jorge Pinto, lo procesó por el abuso sexual simple, sin acceso carnal, de una adolescente de 15 años. Y lo investiga por la presunta violación de una hija mayor, que habría ocurrido hace cinco o seis años.
La develación del caso conmueve los cimientos de una familia de Santa Rosa del Conlara, que ya sufría por las reacciones violentas del padre.