Efectivos del Comando Radioeléctrico que se encontraban realizando recorridos preventivos por calle Chacabuco y avenida 25 de Mayo, observaron a un Peugeot 207 con dos ocupantes, desplazándose con exceso de velocidad y pasando un semáforo en rojo.

Tras la maniobra ilegal, comenzó una persecución por 25 de Mayo, donde ordenaban mediante megáfono a los infractores la voz de alto, quienes hicieron caso omiso. Poco después los policías los alcanzaron, logrando cruzarles el móvil y detenerles la marcha en calle Pueyrredón, entre 3 de Febrero y Sucre.

El conductor descendió del auto y se tornó muy agresivo hacia los uniformados, quienes detectaron que se encontraba en estado de ebriedad, por lo que solicitaron al operador de turno la presencia de personal de U.C.I.M. y de la Comisaría 9º.

Los uniformados dejaron asentado en el acta que quisieron sobornarlos para que no secuestraran el rodado, haciendo caso omiso al intento de dádiva.