El entrenador de River, Marcelo Gallardo, se emocionó hoy en un acto en la escuela a la que asistía de chico, y en la que se inauguró una biblioteca futbolera que lleva su nombre, al recordar a su familia.

«Desde que entré por esa puerta se me vinieron un montón de emociones y recuerdos muy lindos. Hace 30 años que pisé este colegio por última vez. Todavía estoy sensible por compartir todo esto y estar en este patio con ustedes», aseguró el «Muñeco» en la conferencia de prensa que dio a los alumnos del colegio.

Un alumno de la escuela primaria Nº 12 de Merlo, le preguntó a Gallardo si no era el momento de dirigir a Barcelona, la Selección ó ¡BOCA! Así respondió el Muñeco.

Además de confesar que le gusta cocinar «aunque no lo hago mucho» y de tomar mate «casi todo el día», Gallardo se emocionó al agradecer a las autoridades del colegio, a los alumnos y a su padre Máximo, presente en el lugar, y no pudo contener las lágrimas al recordar a su madre Ana María, fallecida hace algunos años, «y que -dijo- está en mi corazón».