Boca Juniors se apropió este domingo de la cima de las posiciones de la Superliga Argentina tras vencer ajustadamente a Estudiantes de La Plata por 1 a 0 en “La Bombonera”, en el partido que cerró el segmento dominical de la 6ª fecha del certamen, con una unidad de ventaja sobre su próximo rival, San Lorenzo, y también de Talleres de Córdoba.

El rechazo largo que dio el arquero Mariano Andújar a los 3 minutos de partido, cuando no pudo controlar una pelota fácil que, en el rebote, le permitió a Emanuel Reynoso abrir el marcador y establecer así el único tanto del partido y el que le significó el triunfo a los “Xeneizes”.

Boca Juniors no fue ninguna máquina de atacar ni generar posibilidades de gol en cercanías del arco estudiantil, por lo que, valga la literalidad, llegó al tanto «de rebote» y después se salvó simplemente porque su arquero, Esteban Andrada, extendió este domingo a 959 minutos el invicto de su valla.

A partir de esas dos situaciones se configuró el resto del partido, con Boca haciendo lo que mejor le sale en la propuesta de su entrenador, Gustavo Alfaro, que es conservar el cero en su arco y Estudiantes tratando de atacar como requiere su técnico, Gabriel Milito, pero con una constante falta de contundencia.

A partir de estos dos ítems, el desarrollo del juego se tornó inevitablemente deslucido, con esporádicas acciones de auténtico riesgo en las áreas y escaso lustre en las acciones de los futbolistas con buen pie que tuvo el encuentro, apenas algo de “Bebelo” Reynoso y un poco de lo que puede aportar Alexis Mac Allister por el lado de Boca y algunas pinceladas de Ángel González por el del «Pincha».

En el complemento, lanzado en busca de la igualdad, Estudiantes dejó espacios para los contragolpes del local y Jan Hurtado primero y Carlos Tévez más tarde desperdiciaron dos claras chances para poner el 2 a 0.

El ‘Albirrojo’ también contó con chances para alcanzar el empate, pero le faltó algo de puntería y una pizca de suerte. Mateo Retegui primero tuvo el 1 a 1 pero su definición, forzada por el achique desesperado de la defensa de Boca, dio en el palo. Y la última, cuando el balón iba con destino de red, Marcelo Weigandt las sacó de cabeza casi en la línea de sentencia.

Ahora tras el triunfo, Boca mirá a todos desde arriba con 14 puntos, uno más que San Lorenzo y que Talleres de Córdoba. Si bien el equipo de Gustavo Alfaro no luce, es efectivo y gana.