La primera etapa del conjunto de Guillermo Barros Schelotto fue de alto nivel. Al minuto avisó con Cristian Pavón, quien malogró un mano a mano increíble: tras un pase aéreo estupendo de Fernando Gago, el delantero primero pifió la pelota y luego se resbaló frente al arco. Un minuto después, la chance desde la puerta del área fue de Junior Benítez, quien le pegó mordido por un costado.

Independiente no tuvo una chance clara, sufrió la presión del rival y no dominó nunca el partido. Ni Walter Erviti ni Martín Benítez estuvieron finos, mientras que Ezequiel Barco fue el que se mostró más incisivo y movedizo. Sin embargo, el juvenil del Rojo estuvo muy solo en la ofensiva, ya que Gigliotti no participó.

El primer gol del partido llegó tras una plancha dentro del área de Alan Franco sobre el pecho de Pablo Pérez, que Fernando Rapallini no dudó en sancionar penal. Tras un año y 13 días, al Xeneize le sancionaron un penal a favor. Darió Benedetto lo cambió por gol a los 28′, convirtiéndose en el goleador del torneo junto con Sebastián Driussi (River) con 17 conquistas.

El segundo tanto del partido lo marcó Junior Benítez a los 44′, tras una excelente jugada por izquierda de Cristian Pavón, quien desbordó en velocidad, enganchó ante su rival dentro del área y le mandó un centro preciso a la cabeza del ex Lanús. Con la ventaja de dos goles, más que merecida, Boca se fue al descanso.

En el complemento, Maximiliano Meza reemplazó a Emmanuel Gigliotti, quien arribó a este partido con una molestia muscular. El Puma ni salió a disputar el segundo tiempo, etapa que Boca siguió dominando, aunque no con la claridad de la primera.

Martín Campaña tapó un remate tremendo de Junior Benítez a los 13′, mientras que a los 20′ fue Pablo Pérez quien intentó con un disparo a colocar de media distancia. Independiente siguió sin generar peligro en el arco custodiado por Agustín Rossi y para colmo perdió a uno de sus mejores jugadores: Ezequiel Barco fue reemplazado por un golpe a los 27′.

Hasta que dos minutos después, llegó el gol que cerró el partido. Una desatención defensiva en la defensa de Independiente provocó el error de Campaña al despejar y Benedetto lo aprovechó tras la habilitación de Junior Benítez. El Pipa, ahora el único goleador del campeonato con 18, uno más que Sebastián Driussi (RIver), definió con gran categoría por debajo del arquero.

Si bien Boca pudo aumentar el marcador, porque Pavón erró un gol increíble debajo del arco a los 43′, el resultado le quedó muy bien por lo demostrado por ambos equipos. El Rojo perdió el invicto desde la llegada de Ariel Holan, mientras que la próxima fecha, el Xeneize visitará a Aldosivi con la posibilidad de ser campeón.