Harbst, de 27 años, fue noticia en mayo de 2018 por ganar un millón de dólares en la raspa Gold Rush Doubler, que se vende a US$20, informó en su momento el sitio Orlando Sentinel.

La mujer, que estaba embarazada en ese entonces, eligió cobrar el premio en una sola entrega en vez de lidiar con las cuotas anuales de la Lotería de Florida. Por eso recibió 745 mil dólares después de que le descontaron los impuestos correspondientes.

Un año más tarde, la fotruna de Harbst se fue a pique: la atraparon junto a otros siete sospechosos de narcotráfico en lo que fue denominada la «Operación Smooth Criminal».

Los arrestos se produjeron durante una serie de allanamientos en Port Orange, Florida, en los que también se secuestraron «grandes cantidades» de fentanilo, heroína y cocaína, y «al menos» un cuarto de millón de dólares en efectivo.

También se secuestraron varios autos de alta gama y casi dos docenas de armas de fuego.

Harbst quedó detenida el jueves de la semana pasada, pero esta no es la primera vez que la arrestan en conexión con cargos de drogas, sino la séptima desde 2011.

El juez de la causa fijó su fianza en US$50mil, con lo que si le queda algo del cheque del año pasado puede ser que le venga bien.