Un especialista de la UNSL dijo que “hay un alto porcentaje” de probabilidades sobre la existencia de pasos ocultos. Es un estudio de factibilidad para la construcción de un estacionamiento subterráneo en San Luis.

El mito de que en el centro puntano existen presuntos túneles subterráneos, está muy cerca de ser confirmado por la ciencia, a partir de la presentación de pruebas concretas. Así lo anticipó uno de los geólogos que trabaja en el estudio de factibilidad, encargado por la Municipalidad de San Luis, para la construcción de un estacionamiento debajo de la plaza Independencia, donde estarían los presuntos pasadizos secretos que conectarían el Viejo Templo Santo Domingo con el Poder Judicial.

“Si confirmamos que hay túneles, que podría decir que hay un alto porcentaje de que sea así, va a haber sorpresa porque desmitificaríamos las creencias sobre esas conexiones que hay por debajo del suelo”, aseguró Daniel Gómez, uno de los geólogos y especialistas en sensores remotos, que trabaja en el terreno sobre el que el Municipio capitalino pretende edificar un aparcamiento de dos niveles en el subsuelo. De concretarse, abarcaría las cuadras de las calles Rivadavia, 25 de Mayo y San Martín, con una capacidad para más de 500 vehículos (474 automóviles y 60 motocicletas). El monto de inversión previsto para esa obra es de 130 millones de pesos, mientras que el plazo de ejecución sería de 365 días.