El entrenador de la selección admitió que mantiene un afecto muy grande por el equipo que dirigió entre 2007 y 2011; mañana, a las 20.30, la semifinal de la Copa América

ara Gerardo Martino los sentimientos valen tanto como la razón. Por eso, a un día de la semifinal de la Copa América que la selección jugará contra Paraguay, el Tata no duda y admite que le hubiese gustado no tener que enfrentarse al equipo por el que guarda un gran afecto, ya que lo dirigió entre 2007 y 2011 y alcanzó los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica 2010 y la final de la última Copa América.

“Hubiera preferido no jugar con Paraguay, no es grato. Hay muchos sentimientos, muchas cosas en común. Tengo una relación entrañable con la mayoría de los jugadores”, señaló Martino en la conferencia de prensa en Concepción, escenario donde mañana se medirán Paraguay y la Argentina, a las 20.30.

A la hora de describir a sus rivales, explicó: “Los jugadores tienen mucho amor propio, mucho amor por su camiseta. Hasta el último minuto van a hacer lo imposible para sacar adelante el partido”.

Con respecto a la ausencia de Néstor Ortigoza en el mediocampo del equipo de Ramón Díaz, el Tata Martino no dudó y remarcó: “Es un jugador determinante, ellos no tienen otro igual”.

Tema por tema

Falta de goles. “Está claro que tenemos un problema de terminación de las jugadas que comprende a todo el equipo. Nos pasó en el segundo tiempo con Paraguay, tal vez menos con Uruguay, y mucho contra Jamaica y Colombia. Es la parte que tenemos en rojo”.

Di María. “¿Te acordás lo que dije después del partido ante Alemania (victoria 4-2 en un amistoso)? Sigo pensando lo mismo, que es uno de los cinco mejores futbolistas del mundo”.

Amarillas. “Por su puesto que toda cuestión que pueda pasar con Leo Messi, el Kun Agüero o Javier Mascherano lo vamos a lamentar si le sacan otra amarilla y se pierden el siguiente partido. Pero nuestra obligación es tener confianza que no va a pasar”.