La representante en patín artístico se llevó el triunfo pese a sufrir dos caídas durante su presentación.

Llegó la primera coronación para Argentina en los Juegos Panamericanos. Fue de la mano de Giselle Soler, quien consiguió el oro en patinaje artístico.

“La verdad es que estoy contentísima. La experiencia de vida es increíble y ganar la dorada es una emoción absoluta”, comentó Giselle a TyC Sports luego de que se confirmara el primer puesto.

Mirá la presentación de Soler

Soler consiguió el mejor puntaje a pesar de haber sufrido dos caídas durante su presentación. “La caída -explicó- es algo que puede suceder siempre. Era un salto que estaba bien hecho, se me resbaló el pie. Son cosas que pueden pasar. Uno tiene que seguir y dar lo mejor posible”.

Soler le dedicó la victoria a su hermana Elisabeth, quien fue la ganadora del oro en los Panamericanos de Guadalajara. “Que mi hermana me haya estado apoyando y haya estado viviendo conmigo esto es increíble. Quiero dedicarle esta medalla a ella”, afirmó Giselle.

También contó que sus expectativas eran moderadas antes de la final. “Era consciente de que podía ganar el oro, pero también sabía que dependía de cómo patinaran las otras chicas”, comentó.