La Policía sospecha que el ladrón nunca previó que el dueño de casa iba a regresar tan pronto, y que por eso lo atacó a puñetazos, lo ató y se llevó su camioneta Fiat Strada. También creen que el sospechoso fue hasta la casa de la víctima, en calle Belgrano de Tilisarao, tras una suma de dinero que no existía, por lo que terminó huyendo con 450 pesos.

El hecho ocurrió el lunes entre las 12:30 y las 13 en el domicilio de Raúl Morla, un hombre de 69 años que vive en Belgrano entre calles San Martín y 25 de Mayo.

Según relató en su denuncia, al regresar en su camioneta de hacer unas compras se topó con un hombre dentro de su casa, que le propinó un fuerte golpe en la cara cuando se disponía a entrar a la vivienda desde el garaje.

Desestabilizado por el puñetazo, Morla cayó al suelo y fue reducido y atado por el ladrón con un pedazo de sábana que halló en el domicilio.

Dentro, la Policía constató desorden en dos habitaciones, propio de alguien que busca algo, en este caso dinero, ya que Morla gozaría de un buen pasar y habría despertado curiosidad en el delincuente según sospechan los investigadores.

El autor del hecho ingresó al domicilio luego de romper una puerta lateral que da al patio.

Los pesquisas también creen que el robo de la camioneta fue casual y que el sospechoso, que habría actuado solo, se la llevó solo para escapar, ya que el vehículo fue hallado intacto horas más tarde, en un camino vecinal que está al norte de la localidad, a unos dos kilómetros de la vivienda de Morla.

La víctima, a quien le ataron las manos y brazos al torso, logró liberarse y llamar a la Policía. El único golpe que recibió le dejó un hematoma en la cara pero no puso en riesgo su vida, informaron.