La localidad de La Toma se encuentra conmovida. La rutina de los domingos se vio alterada por el violento hecho que sufrió Santos Felipa Giménez, una vecina que fue sorprendida por dos hombres en su casa, que la golpearon y maniataron para robarle sus ahorros en la primera hora de la madrugada.

La Policía de La Toma informó que la mujer de 78 años se encontraba durmiendo en su casa, ubicada en la calle Pedernera al 700, cuando escuchó que golpeaban la puerta.

Aunque era ya tarde, minutos más de la 1, fue a abrir pensando que era su gato y de un empujón dos hombres entraron a la casa. La golpearon y le colocaron una servilleta en la boca, le ataron las manos con una toalla y con un pantalón de gimnasia los pies.

El hijo de Felipa, Walter Miranda denunció que los delincuentes se llevaron del interior de un ropero una caja de zapatos donde la mujer tenía guardados sus ahorros de 300 mil pesos.

Según el testimonio de vecinos, los hombres huyeron caminando, uno vestía de buzo blanco y el otro de negro.

La mujer fue trasladada al Hospital de la localidad donde recibió curaciones por los golpes. Y personal de Criminalística y de Canes investiga el hecho.