En un compromiso de alto riesgo, Independiente obtuvo una gran victoria ante Corinthians por 2-1 y, de esta manera, revive en el grupo G, peleando por llegar a octavos de final.

La cuenta la abrió Martín Benítez antes de los dos minutos, aprovechando una buena jugada colectiva: salió rápido y madrugó al Timao. Firme atrás y con la salida por los laterales más las capacidades de Meza y Benítez de mitad de cancha hacia adelante, complicó al dueño de casa con algunas apariciones.

A los 25 minutos,  el ex Gimnasia ejecutó desde un córner y Angel Romero -en contra- la mandó a guardar para el 2-0. Corinthians recién pudo llevar peligro a los 32, cuando descontó a través de Jadson y, después, Campaña tuvo una buena tapada tras una pelota parada. No mucho más. Poquito del conjunto paulista. Encima, al Rojo le anularon un gol de Franco por supuesta falta de Figal en el inicio de la jugada.

Ya en el segundo tiempo, el Timao jamás encontró herramientas para incomodar a Independiente. Los de Holan aguantaron bien, sin sufrir demasiado. Y respiraron aún más cuando a diez minutos para el final expulsaron a Emerson Sheik.

Segundo con seis puntos, a uno de Corinthians y en la mísma línea que Deportivo Lara, el Rojo jugará la próxima fecha contra Millonarios de visitante, el próximo 17 de mayo.