El entrenador de Boca, Gustavo Alfaro, aseguró que él no puede «decidir» si debe o no continuar en su cargo, pero aclaró que si la dirigencia del club de La Ribera le ofrece seguir «siempre» habrá un «sí rotundo» de su parte.

«Yo no puedo decidir si debo continuar y si me ofrecen seguir, sentiría una satisfacción personal porque significa que han hecho una evaluación positiva de mi trabajo. Siempre va a ser un sí rotundo de mi parte, pero la decisión depende de la evaluación que debemos hacer todos, y eso se hace al final», señaló.

En diálogo con la prensa tras la derrota de Boca ante Lanús, Alfaro añadió: «También dije que en todo este tiempo aprendí un montón de cosas del mundo Boca y eso significa que estoy mejor parado para lo que viene. Todo se analizará en el momento que se deba».

«Hay un imponderable, que es el fútbol. Hay un montón de cosas que pasan que son experiencias que uno acumula y cuando se vuelvan a presentar ya sabés cómo manejarlas. En la forma del trabajo y con el plantel estoy muy cómodo porque es muy fácil trabajar acá en Boca, te ofrece todo. Yo no tengo ninguna duda de que el próximo proceso que se inicie será mejor que el que me tocó en enero de este año», aseveró.