El candidato de ultraderecha sorprendió y obtiene más del 46% de los votos frente al 29% de Haddad. Se lleva escrutado el 95% de las mesas.

Un verdadero sismo. Así podría resumirse la elección que realizó este domingo el polémico candidato del Partido Social Liberal, Jair Bolsonaro. Muy por encima de las proyecciones que habían hecho las principales encuestas, el ultraderechista, misógino y racista aspirante a la presidencia de Brasil obtuvo un contundente triunfo este domingo en las urnas.

Escrutado el 99,92 por ciento de los votos, Bolsonaro recortó su victoria que había comenzado con el 49% de los votos a 46,03%, mientras que bien atrás quedó Fernando Haddad, con el 29,28%. No obstante, si bien la ventaja que consigue el ex capital del Ejército brasileño es abrumadora frente a su principal rival de la izquierda, no le alcanzó para ganar en primera vuelta.