Handke recibe el Nobel de Literatura en medio de fuertes críticas por su posición proserbia
El escritor austríaco Peter Handke, quien recibirá este martes el Nobel de Literatura, aseguró que no esperaba tanta animosidad contra él por la concesión del premio y señaló que es difícil soportar los ataques y críticas por su posición proserbia respecto a la guerra en Yugoslavia en la década de 1990.

Handke declaró que al recibir la noticia del galardón sintió «tanto paz como energía», consignó la agencia de noticias EFE.

«Pero entonces, en determinado momento, se volvió difícil por todos esos ataques. Yo no soy masoquista», manifestó.

La controversia por la posición proserbia de Handke, con acusaciones de dar voz al nacionalismo radical serbio y minimizar varias masacres, ha ensombrecido su Nobel.

Mientras en Serbia y en la república serbia de Bosnia se celebró su galardón, en el resto de los Balcanes occidentales se criticó la entrega del premio a alguien que justifica o minimiza masacres como la de Srebrenica, donde los serbobosnios mataron a 8.000 musulmanes en 1995.

Albania, Kosovo, Turquía y Croacia boicotearon la ceremonia de entrega en Estocolmo y no enviarán a sus embajadores, mientras que asociaciones de víctimas de Srebrenica anticiparon hoy protestas en la capital sueca.

Mientras, en la localidad kosovar de Gracanica, poblada por serbios, se celebrará un acto de homenaje al escritor.

Los serbios de Kosovo ven a Handke como un gran amigo, que en varias ocasiones visitó el enclave de Velika Hoca y donó dinero a sus habitantes.