Esta semana, la Municipalidad despliega un operativo especial de limpieza y desmalezado en el barrio 500 Viviendas Sur, por lo que los equipos de Alumbrado están enfocados en la zona. Este lunes y martes repararon luminarias y reconectaron cables en este complejo, donde registran un alto índice de ataques a la red. De acuerdo a los números brindados por el área, en el lugar, hasta el momento, cambiaron 15 tulipas y 10 lámparas. Además, reemplazaron fusibles y equipos para poner a punto la iluminación en el barrio.

José Garro, titular de Alumbrado Público, detalló que, en este barrio, como en otros, encontraron botellas con agua colgando de los cables. Estos elementos, con los vientos, generan el roce de entre las líneas y el consecuente cortocircuito que deja sin luz a los vecinos.

Otra modalidad recurrente es el uso de piedras para dañar los equipos. El funcionario recalcó que en algunos casos han hallado las luminarias totalmente destruidas incluso minutos después de haber sido reparadas. Esto genera un gasto aún mayor a la Comuna para volver a ponerlas en funcionamiento.

A pesar de esto, el director explicó que desde el área se trabaja diariamente en la solución de los reclamos. “A veces no damos abasto, pero lo importante es que vamos solucionando los pedidos”, dijo.