El Comité Ejecutivo de la NCAA, el más alto estamento del deporte universitario en Estados Unidos, aprobó una modificación que cambia la historia tal como se la conoció hasta ahora: permitirá que los estudiantes-atletas reciban dinero por sus nombres, imágenes y afines.

«En continuidad con los esfuerzos para apoyar a los atletas, la Junta de Gobernadores de la NCAA votó de forma unánime el permiso a los estudiantes que participan de deportes para obtener beneficios a partir del uso de sus nombres, imágenes y afines, en formas que sean consistentes con el modelo colegial», expresa el comunicado emitido desde la entidad.

El texto agrega que la decisión implica que las tres divisiones de la NCAA consideren actualizar de forma inmediata sus regulaciones. «Tenemos que abrazar los cambios para darle a los atletas universitarios la mejor experiencia posible», comentó Michael Drake, titular de la Junta y presidente de la Universidad de Ohio State.