La Organización de las Naciones Unidas declaró la fecha para tomar conciencia sobre su importancia y favorecer un uso responsable del recurso.

Bajo el lema “Soluciones basadas en la Naturaleza para el Agua”, la ONU incentiva este año a explorar cómo la naturaleza puede ayudar a superar los desafíos que plantea el agua en el siglo XXI.

“Las soluciones naturales pueden dar respuesta a muchos de los desafíos relacionados con el agua. Queda mucho por hacer para implantar las infraestructuras ecológicas y armonizarlas con las tradicionales, allí donde sea posible. Plantar bosques, reconectar los ríos con las llanuras aluviales y restaurar los humedales devolverá el equilibrio al ciclo del agua, además de mejorar la salud pública y los medios de vida”, propone Naciones Unidas.

Uno de los objetivos de la ONU es “garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible” que incluye una meta de “reducir a la mitad la proporción de agua dilapidada y aumentar su reciclaje”. Para eso es importante que los usuarios incorporen prácticas de uso responsable.