El ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Alejandro Finocchiaro, logró llegar a Un acuerdo con la mayoría de los gremios universitarios. Cinco de las seis entidades -Conadu, CTERA, Fedun, UDA y FADGUT- aceptaron la propuesta salarial que, en promedio, alcanza un 25% de aumento hasta octubre. Solo la Conadu Histórica rechazó la oferta y seguirá de paro la semana que viene.

Desde la cartera educativa, difundieron la oferta brindando ejemplos de casos testigo. Según las cifras oficiales, un profesor titular con dedicación exclusiva y antigüedad máxima pasa de un salario bruto de $73.490,79 hasta $91.128,57 en octubre. Un profesor adjunto con dedicación semiexclusiva y 15 años de antigüedad pasa de $22.265,58 hasta $27.831,98. Mientras que un profesor adjunto con dedicación semiexclusiva inicial pasa de $15.716,88 hasta $19.646,10.

“Se aprobó la propuesta salarial por mayoría: 70% contra 22%. El 8% restante no tenía mandato. Se definió aceptar y continuar el plan de lucha por el presupuesto universitario”, dijo Carlos De Feo, titular del gremio mayoritario Conadu, antes de la reunión con las autoridades del Ministerio de Educación.

El mensaje de las cinco entidades que firmaron el acta coincide. Se soluciona el conflicto salarial, pero continúa “el estado de alerta” por el presupuesto universitario del año que viene que se tratará este mes en el Congreso. El Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) ya elevó una propuesta de 133 mil millones de pesos.