La familia Moyano al frente. Pablo, Hugo y “Huguito” Moyano encabezaron una conferencia de prensa para cuestionar, una vez más, la multa de 810 millones de pesos que el Ejecutivo aplicó contra el sindicato de Camioneros por incumplir una conciliación obligatoria. El referente gremial advirtió este mediodía que el Gobierno “no va a poder doblegar” al gremio y aseguró que no tiene miedo.

“Si el Gobierno quiere insistir, que lo haga. No tengo miedo. Hagan lo que hagan. Si me quieren meter en cana, que lo hagan. Nosotros priorizamos la dignidad de los trabajadores y de los dirigentes”, sostuvo el referente sindical.

En conferencia de prensa en la sede del gremio, en el barrio porteño de Constitución, el ex secretario general de la CGT cuestionó “la falta de sentido común de esa multa aplicada”, medida que consideró que “tiene un objetivo político”.

“Quieren por todos los medios doblegar a la institución, a quien les habla. Quieren doblegarme, es una realidad. Que nos inspeccionen; busquen lo que busquen, no nos van a doblegar”, remarcó.

Y agregó: “Nos tienen de enemigos porque no pudieron aplicar la reforma laboral, que quiere retrotraernos al preperonismo, la esclavitud laboral, sacarnos todos los derechos, y por romper el techo del 15 por ciento que quería el Gobierno”.