Tras la decisión del Registro Civil de Río Negro que avaló el pedido de dos personas para que en sus documentos no se especificara su sexo ya que no se reconocían ni hombres ni mujeres, la diputada Silvia Horne junto a la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (Falgbt) presentó un proyecto de ley para eliminar la categoría “sexo” de los DNI.

En este contexto es que crece el reclamo de la comunidad LGBT y se impulsa un cambio en los DNI a nivel nacional. “Así como en algún momento figuraba en los documentos personales la religión o el color de la piel y en la actualidad ya no es así, el sexo debe dejar de ser un dato requerido en documentación pública y privada. Dicho registro ya no ofrece ninguna utilidad real”, afirmó Marcela Romero, presidenta de la Falgbt.